martes, 30 de agosto de 2011

SZEGED 2011. ICF MASTERS CANOE WORLD CHAMPONSHIPS (1ª PARTE)

Aeropuerto de Belgrado, jueves 17:30 horas. La funda de las palas aparece por la cinta transportadora de equipajes y eso siempre es motivo de alegría, podemos perder las maletas pero las palas son sagradas. Rumbo a Szeged en una furgoneta, con el logotipo del campeonato, que la organización pone a nuestra disposición (previo pago, claro está) con hora y media de amena charla y un calor sofocante de los que hace tiempo no se conocía por esos lugares, 35 grados a las ocho y media de la noche. La ciudad debe estar en fiestas porque nos recibe con un macro concierto musical al otro lado del río que optamos por no visitar y después de una temprana cena con alguna cerveza que otra de mas nos vamos a la cama.

Viernes 8;00 horas. Preguntamos en la recepción del hotel como llegar al campo de regatas y nos responden que no hay ningún transporte público que llegue a esa zona así que no tenemos otro remedio que tirar de taxi, por suerte las tarifas son baratas. El lago donde se celebra el mundial es un complejo deportivo creado por y para la practica de piraguismo, un marco incomparable que aunque ya lo conocíamos por verlo en TV no deja de sorprender el despliegue de sus instalaciones. . . el bar, eso si, dejaba que desear. Son las nueve de la mañana y el viento sopla con fuerza en dirección contraria, confiamos que mañana se calme un poco; damos un corto repaso a los hangares y nos dirigimos al edifico de acreditación para formalizar toda la documentación que ya hemos enviado de España.

 La oficina principal es una estancia organizada para recibir a todos los masters, una sección para las cuestiones económicas otra para la deportiva y otra para la parte de alquiler de embarcaciones. Después de rellenar varios impresos y de aclarar algunas incidencias nos centramos en solicitar las embarcaciones que ya teníamos reservadas (y pagadas) desde hace semanas. Sorpresa. . . . . no hay ningún barco reservado a nuestro nombre; el encargado de la sección de alquiler un muchacho con pocas luces se convierte en nuestra pesadilla hasta que después de una tensa charla y poner cara de pocos amigos nos cede solo un k-2 y un k-1 para entrenar este día, mañana ya veremos.

El k-2 (el mismo que uso el equipo húngaro senior) tiene que ser repartido para todos y hacemos turnos para poder entrenar. En el agua uno se da cuenta de que todo es perfecto y personalmente a uno le entra un "noseque" por el cuerpo cuando empezamos a usar el mismo cepo y las mismas calles que hace días usaban los senior y veías por Eurosport. . . .uno que es así de sensible, que le vamos a hacer. Hace mucho viento en contra y las series se hacen duras muy duras, o la cosa cambia para mañana o mucho me temo que vamos a tener muchas sorpresas.

Después de cogerle el truco al cepo (que paciencia la del operario que se encarga del tema) nos relajamos y dedicamos a contemplar la llegada de participantes; hay algo que nos deja muy sorprendidos y nos es otra cosa que las dimensiones de los masters de la Europa del este, por un momento nos preguntamos si hay alguna competición en la zona de baloncesto o de rugby porque no es normal lo que vemos, ¿como pueden caber en un k-1?. Luis Alberto comenta que en España si te apetece quitarte la camiseta por el calor en un Cpto. de España pues te la quitas y ya está pero aquí cualquiera hace el ridículo sin camiseta delante de esta pandilla de bestias. No conozco a ningún master, nadie ha oido hablar allí del maratón y la distancia mas larga que han hecho en su vida ha sido 1000 m. asi que me temo que lo vamos  a tener muy crudo mañana sábado que comienzan las eliminatorias. Nosotros estamos muy animados y el ambiente en el equipo es magnifico, todo son bromas y realmente somos una piña, estamos ansiosos por ver que nos depara el sábado cuando comiencen las primeras eliminatorias y nos midamos con otro tipo de contrincantes y distancias a la que nos estamos acostumbrados. . . .y además sin un puñetero porteo. . . .que cruz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada